lunes, 27 de diciembre de 2010

Me vengo aún sin querer

Normalmente las navidades traen tensión en familia, pero en mi caso ésta nochebuena ha sido de lo más divertida y tranquila a la vez, ha sido el post-día navidad el tenso. Por decirlo de alguna manera.

Volviendo anticipadamente del pueblo de A. para pasar un ratito con mi familia, (2 horas concretamente) después de pasar dia y medio con la suya, (acuerdo mutuo), ya notaba yo la morriña que siempre la afecta irse de su pueblo a A.y aunque lo aceptaba pues es normal que le cueste.

La tensión viene porque soy bastante inquieta, y como no tengo chacha en casa, si no hago yo las cosas de casa nadie las va a hacer por mi, y nosotros siempre nos repartimos el trabajo la verdad, él cocina todos los días y una vez a la semana hacemos la compra y la limpieza general, además el se preocupa bastante del patio y de las plantas de exterior y yo de las interiores, vamos que somos equilibrados en ése sentido. Pero cada vez me doy más cuenta de que cuando pasamos un tiempo con su familia, concretamente con su madre, que ejerce de esclava familiar, orgullosa de ello, añado que en mi casa pasa igual que conste, que mi padre sólo friega platos, pero no le hagas ni planchar, ni cocinar, ni poner una lavadora que ni sabe ni le interesa, y en cambio su padre es un hombre super apañado, lo que pasa que no sabe cocinar porque directamente no le dejan. Con esto quiero decir que todos tenemos nuestras cosas. Bien, sigo, pues me doy cuenta de que a A. le entra una vaguería por su cuerpo, una pereza irremediable... etc etc.cada vez que venimos de ver a su madre; Y no se si es consecuencia directa de eso, o no, o estoy equivocada y es coincidencia. es mi teoría, si no es así que el susodicho me lo explique.

El domingo me puse a poner lavadoras, limpie el coche (si, lo que se supone que es cosa de hombres..) y él se dedicó a otros menesteres... dejémoslo ahí. Cuando le recrimino que tenga un poco de cuidado con las cosas ya que soy la única que parece importarle (en el día de ayer, porque ya digo que normalmente nos repartimos) la limpieza y orden de la casa.. ¿sabéis lo que me soltó por la boquita? una de sus frases más acertadas en ésos momentos, tiene el don de decirlas cuando más te joden,
--"Si tu no sabes parar no es problema mío"

.... con dos cojones!.

Claaaaaaaaaaaaroooooooooo a mi es que me encanta fregar, limpiar el coche, poner lavadoras, poner secadoras, planchar, etc el finde semana.. PORQUE como no hago un curso por las mañanas, trabajo de tarde, voy a la piscina para que él no se convenza de que está con una gordaca irreversible,..  COMO no hago todo eso PUES TENGO tiempo de sobra de hacerlo entre semana... y por eso lo podría hacer perfectamente entre semana.. si lleva razón.. es que no se parar.... eso sí, no me perdona que no haya tapado los geranios del patio y se hayan (posiblemente) muerto del todo.. eso no puede ser nena !!

Las cosas, bonita, se hacen sola no lo ves? no ves que aunque dejes los cubiertos en el escurre platos al día siguiente están guardados en el cajón, no ves que la basura se tira sola? ¿no ves que las camisas suben las escaleras solas hasta el armario? lo único que hay que hacer es la comida y eso ya lo hago yo.. NO TE QUEJES REINA QUE TIENES UN TESORO DE MARIDO.

Así que no entiendo porque será.. hay ocasiones que se vuelve así, y no digo que la culpable sea la madre, que lo consiente, su madre siempre ha sido así y así será, pero él no, así que el único culpable es él.

Bueno, pues me vengué, sin ni siquiera yo saberlo, metí un jersey de lana en la lavadora, SU FAVORITO, juro que no me dí ni cuenta, es que ni me acordaba de que lo había echado a lavar,.... y cuando estaba planchando (mientras él estaba en la siesta), lo vi..... mierddaaaaaaaaaaaaaaa
ahora le puede valer a un niño de 3 años.PUTA MIERDA DE LANA JODER!! un jersey que puede valer 80 euros perfectamente, ahora le vale a un niño de 3 años!!

A consecuencia de eso el día de ayer se convirtió en un infierno, luego a medida que pasó la tarde la cosa se fue suavizando, pero ni voy a dar a torcer mi jersey digo mi brazo (ja!), porque no lo hice a posta, (ojalá que lo hubiera hecho por lo menos me sentiría realizada) ni él se va a parar a pensar el porqué de mi enfado.. a ver si me lee y se da por enterado..
Además, de que ya me tiene un poco harta de ser su perro faldero (o perra), que me quiere y mucho, tanto para casarse conmigo, pero a mi eso no me vale, a mi me vale el día a día, y que yo le reclame a todas horas y él no sea igual me toca la moral y mucho, ha llegado mi límite, y se me ha juntado todo!

Cosas de la convivencia, es normal, pero de vez en cuando una guerra post-navideña no viene mal.

toma pareado,

Feliz post-navidad

9 comentarios:

MARTA DE TUS ENTRETELAS dijo...

Te entiendo perfectamente, ademas despues de la tempestad viene la calma asique tranquilidad...Eso si, ya sabes que comprarle a A. para reyes...Besines mil

Ellyllon dijo...

Seguro que no le hubieras echado el jersey a la lavadora queriendo, tú no eres así.

De todas formas, las mujeres muchas veces tenemos la culpa de que los hombres sean así. Y sí, estoy con él de que a veces no podemos parar.

Si siempre sois tan compenetrados para hacerlo todo, me resulta extraño que por ir a ver a su madre se vuelva un vago.

Anda y no te hagas mala sangre. Que estamos en navidad y disfrútalo.

Un besazo
Elly

Mi mundo es sonido dijo...

Elly, si asumo que soy más inquieta que él, pero eso no significa que "como yo lo hago" él ya no tenga que hacer nada,o mejor dicho, es que a mi lo que me china de verdad es por ejemplo que lo tengo todo recogido, y no le digo recoge tú, no, lo hago yo , pero el va y luego lo deja todo de por medio..el no ponerse en mi lugar y pensar, joder lo voy a recoger que E. ha estado toda la mañana adecentando la casa.. eso es lo que realmente me enfada.
Y me voy a relajar, PERO MUCHO! y nos comerá el desorden...
Y él con decirme "pues dime lo que tengo que hacer" ¿?¿?(=)/=)(/&/(%/&%/&$
No tengo que decirle lo que tiene que hacer porque a mi nadie me dice lo que tengo que hacer, lo veo con mis propios ojos!!
eso en mi tierra se llama huevón.

Pilar dijo...

Cariño, para, ponte una copa (lo que más te guste) y celebra la Navidad con tu amorcito, ya os pondreis después a cuatro manos...
Besos

(aventuro que quizás tú seas la que viene pelín tensa de dia y medio con su madre, ¿lo has pensado?)

Más besos

Aliena dijo...

buff, la de veces que discuto yo con mi novio por las tareas de casa, él me contesta algo así como: "yo no te mando hacerlo, si eres una loca de la limpieza no es mi problema". La limpieza general la hacemos los sábados, a partes iguales, pero entre semana siempre me encargo yo de un montón de cosas más. Por un lado es normal, ya que yo tengo jornada intensiva, pero a veces acabo harta.

Tita dijo...

Ellos aguantan más mierda que nosotras. Es un hecho.

Pueden soportar perfectamente no un día, sino un mes los cubiertos en el escurridor y no en el cajón.

Es más, pueden soportarlos en la pila dos semanas, e irlos pescando de ahí.

Así que, como no entienden Como nos gustan a nosotras las cosas...creo que tardamos menos en asumir el mando y explicar punto por punto como y cuando tiene que quedar todo hecho.

Mi santo y yo llevamos ya 8 años casados viviendo juntos. Cuando recoge la cocina, no siempre friega el frente ¿tú lo ves normal? ¿para que coño recogemos entonces, si la mitad queda sucio?

Ea

Ellyllon dijo...

Tesoro, ellos NECESITAN que les digas lo que tienen que hacer.

De nada sirve que vean suficiente ropa sucia en el cesto para que piensen: "coño, voy a poner una lavadodra".
No.
Ellos necesitan quién se lo diga o simplemente, ir un día al armario y no tener qué ponerse.
Así de sencillo.

Respira hondo, venga.

OOOOOOOOOOOOOOOHHHHMMMMMMMMMMMM

junta dedo corazón y dedo pulgar

OOOOOOOOOOOOOOHHHHHMMMMMMMMM

jajajajajajajajajaajajajajajaja

Un besoooooooooooooooo
Elly

peque dijo...

Como comprendo a A., je je!!! y es que yo no soy como el resto de las féminas. Para eso, nací un poco hombre, la verdad. En mi caso, soy yo la que normalmente va dejando las cosas echas un desastre (la papelitos me llama mi A.) y él el que de repente lo guarda todo (a saber donde, porque entonces es cuando no encuentro nada) y el que pone orden en la casa... je je!!!! Relajate, aprovecha las primeras navidades y los ratitos a solas estos días (que entre comidas familiares y demás no son tantos) y ¡regálale un jersey nuevo!!!! (yo le convertí un jersey amarillo en rosa... más mono....)

Anónimo dijo...

Ellos no sienten la necesidad de recoger, limpiar, preocuparse de qué pasará mañana como nosotras ... aunque el mío si limpia a veces sin decirle nada, sale de él, y no veas el gusto que me da .. pero para planchar, poner lavadoras y ciertas cosas como organizar la comida y todo eso .. pasa más ..

supongo que es normal, nosotras somos más apañadas, nuestras madres nos han enseñado y nosotras nos hemos fijado. Para ellos es todo nuevo, no están acostumbrados. Así que manos a la obra!!! y a mandar cautelosamente, y luego os dirán como el mío: Si señor!! jeje como si yo fuese del ejército :)