martes, 17 de julio de 2012

Clases preparto.2 Lactancia materna

Ayer fue mi segunda clase y bueno la haré más resumida que la primera que ya se que no ha tenido mucha repercusión y la gente está saturada de información, aunque yo creo que es más bien desinformación.
Cada vez que he ido a las clases preparto salgo con varias impresiones:
- Lo poco que sabemos de nosotras mismas, de nuestro cuerpo, de como reacciona y demás.
-Salgo saturada de información y que mi cerebro inquieto por naturaleza se dedica a desgranar durante toda la noche, y cada vez que me he levantado al baño me ha costado un rato dormirme nada más que pensando en unas cosas y otras, así que a parte de agotada del día y de la clase, luego suelo dormir mal porque estoy impactada de la información recibida y sintiéndome una completa ignorante.

Ayer el padre de la criatura me pudo acompañar a las clases y aunque a veces parecía despistado hasta hizo una pregunta y todo! 
La matrona de ayer no era la mía porque por lo visto está de baja pero esta chica nueva, menuda, delgadita morena y con un hilillo de voz resultó ser igual o más maja aún que la mía así que super contenta.

Ya sabía yo que esto de la teta no era moco de pavo, y que hay gente que le va a la primera pero siempre con algo de complicación y hay gente que ni pa trás...
Ayer estábamos la Choni, otra choni nueva que iba con media barriga fuera, la rumana, y la pecosa saboría. Ah! y una pareja nueva de chicos que el hombre no le paraba de sonar el puto móvil y salir de la habitación, será que el tema "modo silencio y vibración" le debe de poner nervioso y no atina a ponerlo... en fin.
Me quedo con las chonis, lo mismo es que yo tambien lo soy un poco, pero me gustan porque son naturales,  cuentan las cosas con naturalidad, aunque vale, que se te salga medio sujetador por encima de la camiseta no quede elegante, en cuestión de crianza no se andan con remilgos ni tonterías, y una de ellas duró 15 días con la lactancia materna porque no le iba bien, pero no se.. lo contaban con naturalidad y respeto.

De todas las asistentes como siempre, la pecosa, que no dice ni mú pero cada vez que habla te das cuenta de que es una gilipoyas redomada.. por su forma de decir las cosas y por lo que dice también.
Algunas tuvieron malas experiencias con la lactancia y otras fenomenal, la pecosa dio el pecho hasta los 6 meses pero "No me resultó lo que yo esperaba..nada placentero"..¿?¿?¿?
No se.. pero... ¿qué te esperabas? el Nirvana??
Por otro lado, las que han conseguido la lactancia materna casi todas han dicho que les ha gustado la experiencia y que ha merecido la pena, nadie dijo que fuera fácil, pero de ahí a decir como que me "defraudó".. lo dicho esta chica es una rancia de cojones. Hasta el padre de la criatura sin yo decirle nada, que conste, me lo dijo en casa.."la pecosa esa es muy tonta no? que seca.."

Ahora estaré una semana dándole vueltas al tema, porque si hay que hacer esto, que si lo otro, dolerte al principio va a doler, luego no, que si hay que vaciar bien, que si las tetas al aire para secar...

y yo pensando claro... y todas las visitas de casa y yo con las tetas al aire...¡¡dios como me angustia el tema visitas!! me voy a apuntar a yoga a ver si consigo canalizar esto porque a cada cosa que nos decían.. yo ya me imaginaba la situación con las madres que vengan a verme, (mi madre, mi suegra, las tías del padre de la criatura...) imaginaba contándome sus historias y yo cansaíca, agotada...y con las tetas al aire y todos opinando si lo hago bien o lo hago mal si mi leche es buena o mala (un mito estúpido pero dificil de quitar)... y me entraban sudores fríos.
No lo puedo remediar, no lo puedo evitar, es algo que tengo que sufrir y me resisto a ello, temo ser un ogro, temo ser una borde que luego nadie quiera tener nada que ver conmigo pero no se si esto va con el embarazo o ya es parte de mi personalidad oculta (bueno y no tan oculta) que se ha revelado!

Y lo más gracioso, es que el padre de la criatura, como buen hombre, como ya tiene las instrucciones, ya sabe lo que hay que hacer y no le angustia para nada. "Pues yo no lo veo tan complicado...se coge así y te pones así, y luego lo otro" ¡¡como si fuera un experto el tío!
Claro, lo que no piensa él es en las posibles mastitis, dolores, grietas...porque eso no lo va a sufrir él! ese es mi miedo, EL MIEDO, no te jode, la teoría yo tambien me la he aprendido! pero él todo pachorra..
"Lo que yo he entendido es que no hay que agobiarse, se intenta... y si no se puede pues nada Esther..."

Me parto.

Me encantaría ser a veces tan práctico y directo como los hombres.

Eso sí, me he sentido mucho mejor estando él que yendo yo solita...y el efecto "tú tambien eres parte de esto" aun siendo yo la que tengo tetas a mi me hace bien.

Besitos!


5 comentarios:

florci dijo...

tienes una aptitud muy positiva/receptiva en cuando a información recibida y ganas de saber y ponerte en faena, eso es muy bueno, es lo que te ayuda a seguir y ser constante en tus principios.

Yo con el pecho tengo mala experiencia, pero cada mujer es un mundo, no le quito las ganas a nadie porque es algo muy bonito, aunque duro, sobre todo si surgen problemillas como los que cuentas, mastitis, hinchazon, grietas, etc, pero se acaba quitando y luego va cada vez mejor.

En mi caso con la cesarea no me subía leche en condiciones y el niño tenia hambre, me salió una mastitis en un pecho y grietas en el otro, y cuando vi que un dia el niño mamaba sangre que me salía y no leche dije que ya era suficiente.
No merece la pena amargarse la vida ni saturarse por algo que no puedes, y si puedes, merece mucho esfuerzo en algunos casos y oyes, que tampoco se acaba el mundo, mi niño con biberones gracias a Dios le ha ido estupendamente y bueno, si vuelvo a ser mamá volveré a intentarlo, si sale bien genial y si no pues nada. Hay que amoldarse a lo que se pueda, no tiene sentido exigirte ciertas cosas y llevarlo al extremo, como gente que he conocido, cabezota y haciendo tonterias como ponerse sacaleches a todas horas, ponerse al niño, pellizcarse....mil cosas.

En fin, las chonis son horterillas pero claras y naturales 100% eso es bueno! al menos no te quedas con dudas.

Un besazo enorme!

Esther dijo...

Ya, es que las hay que ni hacen el esfuerzo y otras que se fustigarían con tal de darles el pecho.
Lo voy a intentar, y si no hay manera pues no hay manera...
A mi me encanta aprender y estoy teniendo mucha suerte con mis matronas y gente que me informa la verdad. Lo hacen con muchísimo respeto y nada de agobios.
Que la que se agobia soy yo...sobre todo por las opiniones ajenas y bienintencionadas que surgiran y que me tocarán las narices...es inevitable.
Gracias por tus extensos comentarios! jeje eres un solete!

Vi dijo...

Hola guapa!

Yo todavía no tengo hijos, y por tanto no puedo opinar desde la experiencia, pero estoy completamente de acuerdo con el comentario de Florci.
Indiscutiblemente la leche materna es lo q aporta a los bebés mayores beneficios, pero si después de intentarlo todo, a una mujer en vez de resultarle un momento feliz y de intimidad con su hijo, acaba por convertirse en algo doloroso, pues sinceramente no veo q sea taaaaaaan malo alimentarle con leche de fórmula. Aveces te hace sentir peor como te juzga la gente de tu entorno (algunos, no todos)que el hecho en sí.
Creo q se es tan buena madre la q dá de mamar como la q no quiere o puede hacerlo.
Así q yo también estoy de acuerdo con tu chico, se intenta tal y como os han enseñado, y si llega un momento q ya no ves otras opciones, pues con el bibe.

Un besiko!

PD: A mi me encanta q escribas post kilomçetricos, jeje.

Esther dijo...

Gracias por su comentario Vi, si yo pienso lo mismo que mi marido, pero que lo que digo que él lo ve tan claro todo y yo en cambio aunque sí lo veo todo claro pero me como más la cabeza conque si lo haré bien si me dejarán en paz... si me dolerá mucho o en cambio será estupendo!
Y el tío tan pancho y tan tranquilo..
Y evidentemente si esa experiencia es traumática no la voy a seguir hasta la muerte.. pero el comentario de la pecosa fue que apesar de llevar nada más y nada menos que 6 meses...6...resulta que no fue lo que esperaba con una desgana y un desprecio que parecía que su hijo la hubiera matado! es la actitud lo que me sorprendió..que algo que no te guste aguantes 6 meses y digas "no es lo que esperaba.."
A mi me llama la atención la verdad.

Gracias Vi por lo de los post kilométrico jajaja

Tita dijo...

Pues hazle caso, nena, que luego nosotras somos un saco de hormonas, y si ellos saben, nos van orientando y calmando. Cuando yo me volvía loca con la primera con tantas instrucciones, él cortaba y me decía "¿que te dice tu instinto? esto, pues esto estará bien. Y ya está.

Y lo último que te ha dicho genial, porque a mí la lactancia con la segunda me fue fenomenal ¿sabes por qué? porque no me angustié pensando si iba bien o mal, sabía que el biberón estaba ahí para quitar el hambre, y aunque no lo usé, saber que lo tenía en la retaguardia (aunque no lo había comprado) me daba calma.

Besitos