jueves, 4 de octubre de 2012

15 dias left

Llevo toda la semana ya diciendo a todo hijo de vecino que me pregunta que me quedan 15 días para salir de cuentas y es cierto pero ilusa de mi...seguro que estamos a primeros de noviembre y me veo con un bombo hasta las rodillas..ay no por favor!!
El caso es que hoy ha sido mi primer dia de trabajar en casa porque una ya no da más de si, y aún así y trabajo desde casa (poco rato la verdad) porque somos una pequeña empresa familiar, mis padres y yo, y yo llevo las cuentas y todo el tema administrativo con lo cual no puedo irme y ala ahí dejo to, porque no, no se puede.
Lo he llevado hasta el limite, pero mi niño dice que necesita a su mami tranquila para poder patearla la barriga y costillas a placer, y que si esta exhausta y sin dormir por culpa de la pelvis y la cadera pues que no esta agusto, que no se patea igual, (sera cabrito las palizas que me mete...)

Nadie me dijo que la pelvis y cadera pudieran doler tan intensamente en el embarazo. Encima mi cadera derecha ya me dolía antes de que me quedase embarazada por una caída esquiando y que a medida que han pasado los años me ha ido doliendo más y mas y por no ir al médico y que me hicieran una radiografía a ver qué es lo que tengo si es de hueso o músculo pues ahora me encuentro conque además la cadera te puede doler perfectamente por la puta hormona relaxina que relaja los ligamentos que sujetan tu pelvis para que el cabezón del bebé pueda salir de tu cuerpo, y que puede que solo te duela la pelvis y/o caderas y/o incluso bajarte el dolor por las piernas. Mis piernas por ahora estan a salvo.

No quiero contar las cosas malas del embarazo al igual que tampoco me gusta que me cuenten las del parto, así alegremente, pero mirad esto es mi blog y el que no le guste pues que no lea, que cuando me preguntan en persona (salvo a mis amigas que son mi pañuelo de lágrimas andantes) digo "bien bien, con molestias, pero bien".

Algunas de mis noches (da igual si me he metido valeriana en vena, puf ojala existiera eso..) son de la siguiente manera:
te tumbas, de lado izquierdo Alejandro dice que nanai de la china, que a él le mola el derecho porque así no le aplasto la cabeza (intuyo porque se pone loco!), venga pues del lado derecho... mi cadera empieza a arder... al ponerme nerviosa Alejandro se acelera y dice "juergaaaa" patadas en costillas.. vuelta al lado izquierdo... A todo esto cada vuelta que doy la pelvis parece que se me va a partir en dos, sumale las patadas de bailaor flamenco y la cadera derecha ardiendo. Ah! y cuando no le mola la posicion empieza a subirse a subirse y me aplasta el estómago y pulmones y me ahogo.
Con un paracetamol, vaso de leche y algun paseito por la habitacion caigo rendida; de repente me despierto de golpe durmiendo boca arriba, sin sangre en la cabeza y al girarme hacia un lado para que a mi mochuelo no le falte riego sanguineo me pega un bombazo en la cabeza de toda la sangre volviendo a mi parte superior... así que venga dolor de cabeza!!
Y aunque solo vaya a trabajar de 9 a 2  a la oficina, iba destrozada, hoy en casa me he encontrado dolorida por las noches pero ni punto de comparación, mi ritmo debe bajar y vaya que si se nota.

En fin, que esto es mu bonito, una experiencia única en la vida, seguramente lo valoraré más cuando ya no esté embarazada pero las ultimas semanas son las mas durillas y si no te doliera nada, que solo fuera cansancio y demás pues lo llevas... pero el dolor es MU MALO y es lo que tiene.

Besitos,

PD: me da mucha envidia que todos a mi alrededor tengan ya a sus bebes y yo aqui esperando aún jooo.. la ultima ha sido May que ha tenido una niña preciosa... yo quiero al mio ya...jooo

1 comentario:

Cruela dijo...

Ay cómo se hace largo el embarazo a partir del octavo mes jajajajjaja
pero mira que de verdad se está acabando y es cuestión de aguantar. los dolores son un coñazo aunque yo no padecí más que ardores y aún así me quejaba más que una gata en celo sin macho al alcance de la mano ajajjaja
tu tranquilo, tu eres lo primero, Alejandro te necesita sólo piensa en ello ;)
Besos