viernes, 30 de noviembre de 2012

Donde digo dije... digo diego

Todo tan claro que me parecía, todo tan hablado con mi marido, con mis amigas y familia..

Fui al médico de cabecera y al estar de huelga me pasaron con un tiparraco (no mas de 35 años el jovenzuelo imbécil), porque otro nombre no tiene. Me hizo esperar la última teniendo al niño llorando a grito pelao en la sala de espera, hizo pasar a los que estaban en lista pero no eran de urgencias. Lo gracioso es que a todos les decía "Pues es que no tendría que atenderle porque no es de urgencias" y yo al decirle que sí que venía de urgencias pasaba de mi.
Cuando paso, ni me ayuda a pasar el carrito por la puta puerta descolgada, me llevo las sillas por delante..digo ojalá le pille un pie al gilipoyas este..
Le digo que llevo un mes muy malo y que quiero dejar la lactancia y su cara de lechugino rebenío me respondió:
- "Bueno es su decisión, pero usted verá si no le quiere dar lo mejor a su hijo...no tiene nada que ver una mastitis con seguir dandole el pecho..."
..................................
................................
Me fui a casa con mis pastillas para cortar la leche.

No se como pude aguantarme las lágrimas y no gritarle que qué coño sabía él por lo que yo estaba pasando en mi vida, en mi cuerpo, en mi comedura de tarro, en mi dolor y en mi empeño en seguir y en no ver salida porque TODOS los que me rodean salvo unos pocos me dicen que tire la toalla, que no merece la pena seguir sufriendo, pero algo en mi interior me exige que siga, que lo intente un poco más. Ojalá que le salga una roncha enorme en la punta del capullo y se le caiga al suelo para que vea lo que es el dolor.
Te vas a casa echa un puto mar de lágrimas, sintiendote una gilipoyas incomprendida por un subnormal profundo,
Pero llega esa misma noche,  el jueves a las 4 de la mañana, tu niño no para de llorar por lo que sea, tu marido exhausto ya no sabe qué hacer con él y te lo lanza cual pelota de rugby, y despues de otro rato llorando conmigo me suelta la frase.
¡¡pues dale pecho!! (luego me pidió perdón porque se pasó y ya os digo que me pidió perdón)

YO harta de llorar por mi sentimiento de culpabilidad por quitarle algo que le hace tan feliz, decido darle "su última teta", y a los 5 minutos duerme plácidamente, tranquilo y sonriendo...
¿Ante eso que haces?

Pues volver a llorar como una magdalena.

Durante el día vas viendo que ya no te va doliendo tanto y que él es tan feliz con el pecho que aqui me tenéis.
Sigo intentándolo.

Hoy he visto a la matrona que es un cielo y me ha ayudado un montón. El próximo miércoles la vuelvo a ver.
Eso sí me ha dejado claro que como no me vacíe bien el pecho afectado corro el riesgo de volver a recaer y que no es nada aconsejable y algo muy serio tener dos mastitis en el mismo pecho.
Por otro lado me ha dicho que es una pena porque el niño se coge muy bien al pecho. Que lleve lactancia mixta que es lo que quiero y antes de que las tomas se alargen eternamente, corte y le meta un biberón final.

Fue tomar la decisión contraria, la que me dictaba el corazón, y me sentí bien, relajada y feliz.

Yo no se de donde saco las fuerzas, la paciencia, la resistencia al dolor...realmente no lo se, pero algo en mi interior me decía que no lo hiciera, ante la evidencia de que mi hijo se calma feliz al pecho, que yo estoy recuperandome muy bien y que por supuesto no tiene nada que ver a como estaba yo el lunes pasado.
Seguiré intentandolo, ojalá que lo consiga, sino ya si que me tengo que plantear en serio dejarlo por mi salud, pero al menos mentalmente estoy relajada. No tengo esa angustia de "lo tengo que dejar", y sentir que quizá iba a ganar la guerra y por perder ésta batalla tiraría al traste todo mi sacrificio desde el minuto uno en el hospital con dolor, con los pezones malos, y despues de superar todo eso ahora iba a tirar la toalla y perder todo el trabajo.
Ojalá que las que me lean no se asusten con la lactancia materna, porque yo las que veo por ahí no veas como funcionan y no tienen tantos problemas...
Mi niño se parte de la risa, me habla, me hace gorgoritos, y te intenta ya comprometer para que le digas cositas... lo flipo... con un mes!!

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Cuando seas padre...

Comeras huevos, y albóndigas (que las odio) y lo que se tercie...llorarás, reirás y vivirás todo tan intensamente que te ahogarás en un chupito!

Antes de nada, informaros que mi lactancia materna está llegando a su fin, el lunes a las 3 de la mañana me dieron 39 de fiebre y el pecho izquierdo me iba a explotar... diagnóstico... mastitis. Lo he pasado fatal, lo sigo pasando aunque con el antibiotico me voy recuperando y el paracetamol me calma un poco.
He tomado la decisión de dejar el pecho y cada hora que pasa, cada hora que estoy más segura de que es lo mejor, estoy más triste pero segura, porque esto es insufrible. El dolor, la falta de sueño, el niño que es un tragoncete y al pobre le tengo mareado con biberones a ratos, tetas a otros ratos, y aún así y él intenta comerse a cristo por los pies! jeje, pues hace que la vida que debería de ser bonita, sea una puta mierda. Que yo no pare de llorar cada vez que me planteo dejar la teta, pero que tampoco pare de llorar porque me duele a rabiar y estoy hasta el moño de todo éste jaleo, pues esto no es vida., Así que esta tarde voy al médico de cabecera a pedir que me corten la leche de una vez, a ver si con mastitis se puede que me da a mi que me queda una semana de pena0r hasta curarme, mas dos días que me informó la de urgencias que dolía muchísimo el corte de leche porque se quedaba el pecho congestionado y tardaba eso dos días en cortarse. Pero vamos no creo que duela tanto como una mastitis. Encima ando estreñida y con hemorroides que veo las estrellas. Que no me privo de nada vaya...

Pero todo tiene su lado bueno...porque no lo he contado ya que no he podido pero desde que he sido madre, la conexión que he tenido con mi suegra, me ha cambiado la percepción por completo.
En el hospital no se despegó de mi, ya que mi madre tenía que trabajar sustituyéndome a mi, y ella ejerció de madre en todos los sentidos, tanto físico como emocional. Y hasta ahora tenia un concepto de ella totalmente distinto, de madre acaparadora y pesadita, que te llama tooodos los días, qué pesada! 
Pues cuando seas padre...amarás a tu suegra! (en mi caso..)
Ha estado conmigo estos dos dias cuidandome y fregandome la casa de arriba a abajo, haciendome la comida, cuidando al niño, dandonos un paseo juntas...y consolándome cuando me daban bajones y me ponía a llorar porque la situación me superaba.
Como será que ayer lloré porque ya no venía más a mi casa...
Obviamente no se puede abusar de la ayuda que bastante ha hecho la mujer.

Asi que así andamos.Entre que he empezado este post y lo he terminado me tuve que ir a la farmacia urgente para comprarme laxantes de todo tipo y hemoal...que mal lo estoy pasando joder, que mala suerte!

Voy a tumbarme un poquito a ver si consigo recuperarme un poco.

Besos a todas!
Por cierto el niño está cada día más gorrrrdo , ya nos dice ajo y nos sonríe muchísimo pero el jodío no se deja fotografiar! De todas maneras no me da tiempo ni de ir al baño demasiadas fotos le he podido hacer al pobre...

martes, 20 de noviembre de 2012

La "maravilla" de la lactancia materna

Si no fuera porque me he concienciado durante 9 meses que la lactancia materna es lo mejor, ya habría tirado la toalla.
Mi problema es que me duelen antes, durante y despues de cada toma. Que llega un momento que ni purelan, ni masajes, ni sacaleches.. y eso que he mejorado muchísimo, ahora la menos no lloro.
Y diréis chica pues déjalo que muchos nos hemos criado con biberón y tan estupendamente.
Pero es un quiero y no puedo, no ya sólo por dejar de darle mi leche, que vale la leche artificial está estupendísima aunque no sea excelente, sino que dejar de dar el pecho me supone cortar el único cordón umbilical que me queda atado a mi niño.
Si le duele algo el pecho le calma.
Si está nervioso el pecho le calma.
En fin que YO le calmo, aunque ahora sea unas tetas con patas, mi voz, mi olor, mi pecho le calma. Y no quiero perder eso...PERO ES TAAAAAAN DIFICIL NO PENSARLO..
Cada vez que veo un anuncio de biberones en la tele rabio de envidia! pero por otro lado es que mi problema es el DOLOR porque estoy segura que si no me doliera para mi sería una experiencia tan bonita y completa. Que casi lo es y tengo dolor no me llego a imaginar si no me doliera.
Y me diréis:
- Echate crema purelan y te las secas al aire.
- Echate un poco de tu propia leche en el pezón y te las secas al aire.
- Que te coga bien al pecho. (pero es que este niño no abre la boca bien nada más que para llorar).
- Ponle de distintas posturas.

Y todas esas cosas ya las he hecho, he ido a clases de lactancia, he probado de todo y he llegado a la conclusión que a mi, por lo que sea, porque soy más sensible, me va a doler SIEMPRE, me duele el pezón lleno de grietas y la aureola de lo que aprieta con las encías. Y he mejorado mucho con el sacaleches porque me permite vaciarlo aunque sea parcialmente (porque a veces no se que coño pasa que no sale la leche aunque esté 30 minutos con el sacaleches de 150 pavos que nos ha costado) y que no estén a rebosar de leche.
Pero es que ahora ha aparecido un nuevo dolor, y es que despues de cada toma, que yo creo que no me vacía nunca porque se queda dormido y me empieza a usar de chupete y ya por ahí si que no paso, le metí el chupete y he podido ser algo más persona, me viene un dolor en toda la mama que lo flipas, como si al volverse a llenar de leche doliera...
Me da mucha envidia cuando veo a las madres en la clase de lactancia con la teta fuera y hablando con la de al lado como si nada.. porque yo a veces puedo ver la tele mientras doy el pecho pero la mayoría de las veces me sigue doliendo, pellizcando, y aunque es soportable pues tanto como charlar y no estar concentrada en el dolorcillo pues yo no puedo.
Y ya he superado el sentirme imbécil, inútil, idiota, y dejar de llorar de dolor e impotencia y preguntarme cual mourinho ¿¿porquée??
Porqué algo natural y que yo le estoy poniendo todo el empeño del mundo por el bien de mi hijo y de mi, se hace tan cuesta arriba, ojalá que hubiera una epidural para las tetas, o un spray o algo por dios que cuando te diera el dolor agudo se pasase y pudieras disfrutar.
Porque luego ves la sonrisa que me echa cuando termina de mamar que es para comérselo, como disfruta y como se calma con mi pecho es algo mágico que me niego a perder pero que cuento cada día como una condena y es un desquiciamiento brutal.
No se si volveré mañana a la clase de lactancia o no porque no veo ninguna solución para mi. Me estrujará otra vez el pezón la matrona intentando que se le meta en la boca lo máximo posible, me dirá lo que yo ya se y me iré llorando de la clase pa mis adentros sabiendo que no va a servir de nada.
Que pena que por este motivo no esté más contenta porque es un bombon de niño, precioso y me ha salido rubio con los ojos azules!!
Amos... los dos padres morenos y ojos oscuros (yo verdes-pardos) y me sale un niño rubiete y ojos claritos! aunque puede que los cambie que eso dicen pero no se yo... es que se los veo de formaditos ya..
En fin, os dejo que ya me he desahogado por un ratito.
Siento no poder leeros a ningun@, no tengo tiempo para nada, asi que pa unos minutos que tenía quería desahogarme
muchos besos y hasta pronto

martes, 13 de noviembre de 2012

El dia D hora H

No se como puedo escribir ya que llevo más de 12 horas sin dormir, Alejandro con gases y yo con los pezones como semáforos en rojo, dolorida, exhausta, llorando de cansancio...pero increíblemente feliz.

Como se que os gustara saberlo cuento resumidamente el parto, que fue para mi precioso eso si hasta que me pusieron la epidural...antes fue un poco odisea.

Comencé con dolorcillos el domingo 28 a las nueve de la noche. A las dos horas de llevar contracciones cada 3 minutos, nos fuimos para urgencias del doce.
Que más vale que vayas con tiempo a urgencias porque allí, entres como entres, lo mínimo que te tienen esperando es hora y media hasta que te ven por primera vez.
Llegamos a las 11 de la noche, me vieron sobre la una, y me dijeron que estaba muy poco dilatada, aunque a mi las contracciones me dolían ya muchísimo y eran cada minuto. Mi cuello de útero estaba solo de de 2 cm y que no había manera de dejarme ingresada. Aún así, me hicieron los monitores que para mi fue una verdadera tortura china.
Las contracciones que marcaba el monitor eran una verdadera miseria, la tripa no se ponía dura, pero es que encima la pava que me puso el detector, me lo puso mal, y me lo tuvo que repetir para ver si es que eran así mis contracciones o que era el detector. HORA Y MEDIA de dolores apotronada en una cama con una barriga de 9 meses asfixiandome, efectivamente mis contracciones no subían... mal mal mal rollo.
Cuando me vuelven a explorar a las 3 de la mañana, (desde las 11 que entramos a urgencias...) que nada, que sigo con 2 cm, y yo llorando de dolor suplicaba que me ingresasen.
Allí estaba el ginecologo cubano mazao que no tenía piedad de mi, un chico super jóven matrón y suponemos que gay porque era muy sensible que sólo le faltó abrazarme y consolarme al verme llorar, y dos enfermeras mayorzonas que sufrían al ver mi cara de dolor y decían "Si es que nos tenía que doler a nosotros...pobrecita si es que la dan cada minuto las contracciones..." eran mis aliadas pero nada...que si no estas dilatada pa tu casa monina.
Pero no, el ginecologo cubano mazao dijo que volvieramos en dos horas, o que nos dieramos vueltas por el hospital.
La noche era gélida, yo aullaba ya de dolor, así que decidimos volvernos a casa y al menos estar esas dos horas lo más cómodos posibles. En casa con la manta eléctrica y masajes aguante como pude. hasta que a las 5 decidimos irnos de nuevo al hospital.
De nuevo no me vieron por primera vez hasta las 7 de la mañana!! esas dos horas sufriendo, aullando, llorando, gimiendo, andando de un sitio a otro porque era lo único que me aliviaba fueron "bonitas". El padre de la criatura se portó como un campeón y me ayudaba en todo lo que podía el pobre. Que ya es malo sufrir pero ver sufrir a alguien y no poder hacer nada es super angustioso y yo intentaba no exteriorizar mis dolores pero estaban llegando a un punto que era imposible respirar y le tenía que decir que me lo recordase porque me quedaba privada.
Encima la sala de urgencias parecía la sala del terror, porque había una sudamericana ENORME de gorda y bajita, que emitía unos gritos guturales agarrada a una columna que se te abrían las carnes de oírla, se tumbaba en las sillas de espera y se le desparramaba la tripa por los lados y su marido intentandola coger para que no se cayese al suelo, IMAGINAOS la escena!! tu con tus dolores y ves a otra más jodida que tú y que todavía no la han pasado!!
yo lloraba diciendo que me iban a mandar para casa otra vez...
Otra chica jóven vomitaba en la papelera de la sala.. allí todas malas y no pasaba ni cristo!
Llegó un punto que le dije a mi marido "Pasa y pregunta si me van a atender PORQUE NO PUEDO MÁS!!
Terminé de decir la frase y me llamaron por megafonía.
Cuando me preguntaban, no podía responder hasta que no terminase la contracción pero POR FIN ME INGRESARON!!
Me hicieron otros monitores DE MIERDA, los odio.,  y ahí si que ya eran como las 7 y media de la mañana, yo me agarraba a los hierros de la cama, y literalmente gemía de dolor hasta que por fin me pusieron la epidural...
y como ángeles del cielo, trompetas y campanillas, el dolor desapareció, pude respirar, y a partir de aqui, todo fue disfrute de mi parto.
Me tocó una matrona residente que de verdad que es un encanto, el anestesista un profesional como la copa de un pino, la gente super amable, comprensiva...no se es que no puedo hablar más que maravillas y eso que me hicieron esperar un huevo de horas hasta que pase la puñetera barrera de la dilatación!!
Empecé a dilatar muy rápido aunque mis contracciones seguian siendo flojas, me pusieron un poco de oxitocina pero yo estaba segura que es que mi cuerpo era así.
Le decía a mi marido "Que me pongan el monitor en los riñones ya verás tú como marca ahí contracción no tejode! jajaja"
Total que empujé un poco en la cama y si llego a empujar más fuerte no llegamos al paritorio.
Y el momento de sentir a tu hijo cálido y viscosillo encima de ti, llorando, con los ojos abiertos e intentando mamar de ti... eso ....ESO ... no tiene precio. rompí a llorar cual madalena, su padre llorando a moco tendido. Hasta casi hago llorar a todas las presentes del paritorio.!
Es un momento tan surrealista, tan shock, tan absolutamente increíble...cuando se dice "El milagro de la vida" las palabras son vacías hasta que lo vives en persona. Es como si conectases con el universo... como si todo de repente cobrase sentido..
Muy mistica estoy ya veis...
Ahora no estoy tan mística, estoy más bien exhausta, pero es lo que hay.
Alejandro es un amor, pero con gasecillos y horarios nocturnos.

Besos a todos!

martes, 6 de noviembre de 2012

Mi mundo cambió para siempre

Tengo poco tiempo casi nada para escribiros.

Alejandro nacio el 29 de octubre, despues de 14 horas de dilatación de las cuales 10 fueron dolorosas. 49,5 cm de largo y 3,410kg., precioso redondito, un bellezón...mi niño ya está con nosotros y no quiero más nada en este mundo.
Lo peor fue ir al hospital y despues de 5 horas en urgencias me mandaron para casa porque no estaba dilatada apenas. Sali llorando del hospital y a las dos horas de vuelta para volver a empezar todo el proceso de nuevo, pero por fin me ingresaron y a partir de ahí fue todo genial.

Qué puedo decir? Que esto no se puede explicar con palabras, que es algo mágico, superior, divino, increíble, indescriptible... de repente y por arte de magia tienes a una persona encima tuya llorando y mamando y mirandote a los ojos, reconociéndote, y que por siempre jamás podrás vivir sin él.

Una frase que decimos mucho el padre de la criatura y yo, es que no es que él dependa de nosotros para vivir, comer, etc... Es que te das cuenta que ERES TÚ el que depende de él, Tu vida, tus sentidos, hasta el gusto y el respirar no puedes hacerlo si no estás cerca de tu bebé. Los primeros días no podía alejarme de mi hijo más de 5 metros sin sentir una angustia terrible por lo que le pudiera pasar! Ni al baño podía ir sin estar inquieta durante más de 3 minutos.

Ahora ya puedo incluso echarme una siesta sabiendo que está con su padre...sólo con su padre porque con más gente y que me perdonen, pero no me fio de nadie, jejeje.

Cuando te dicen que el instinto de madre sale, en mi caso es cierto, quizá me salió demasiado brutal, ahora ya estoy más tranquila, pero me sentía una loba en su madriguera, que no dejé hasta pasadas unas buenas horas que ni lo cogieran los abuelos jejeje.

Y lo mejor de todo es que te da igual lo que piense la gente, actúas y punto pelota.

Ojalá tuviera más tiempo para contaros con detalle todas las anécdotas del parto, mis conversaciones de agradecimiento con el anestesista al ponerme la epidural (yo le daba las gracias a todos y cada uno de los médicos que me atendían) las conversaciones con la matrona residente que me atendió y que parecía una colegiala y que fue una ENORME suerte tenerla conmigo en ése momento...en fin... pero no tengo tiempo, ni para ducharme! jejeje.

Por cierto, mi chichi, tema candente, me hicieron episotomía pequeña, está sanita y curándose, mi chichi creo que sí que volverá a ser el mismo!!

Sólo me queda que dar el pecho no sea un suplicio y se convierta en un placer, en esto nos está costando bastante pero seguiré intentándolo hasta que no pueda más.

Muchos besos a todos y gracias por pasaros por aqui!!