viernes, 30 de noviembre de 2012

Donde digo dije... digo diego

Todo tan claro que me parecía, todo tan hablado con mi marido, con mis amigas y familia..

Fui al médico de cabecera y al estar de huelga me pasaron con un tiparraco (no mas de 35 años el jovenzuelo imbécil), porque otro nombre no tiene. Me hizo esperar la última teniendo al niño llorando a grito pelao en la sala de espera, hizo pasar a los que estaban en lista pero no eran de urgencias. Lo gracioso es que a todos les decía "Pues es que no tendría que atenderle porque no es de urgencias" y yo al decirle que sí que venía de urgencias pasaba de mi.
Cuando paso, ni me ayuda a pasar el carrito por la puta puerta descolgada, me llevo las sillas por delante..digo ojalá le pille un pie al gilipoyas este..
Le digo que llevo un mes muy malo y que quiero dejar la lactancia y su cara de lechugino rebenío me respondió:
- "Bueno es su decisión, pero usted verá si no le quiere dar lo mejor a su hijo...no tiene nada que ver una mastitis con seguir dandole el pecho..."
..................................
................................
Me fui a casa con mis pastillas para cortar la leche.

No se como pude aguantarme las lágrimas y no gritarle que qué coño sabía él por lo que yo estaba pasando en mi vida, en mi cuerpo, en mi comedura de tarro, en mi dolor y en mi empeño en seguir y en no ver salida porque TODOS los que me rodean salvo unos pocos me dicen que tire la toalla, que no merece la pena seguir sufriendo, pero algo en mi interior me exige que siga, que lo intente un poco más. Ojalá que le salga una roncha enorme en la punta del capullo y se le caiga al suelo para que vea lo que es el dolor.
Te vas a casa echa un puto mar de lágrimas, sintiendote una gilipoyas incomprendida por un subnormal profundo,
Pero llega esa misma noche,  el jueves a las 4 de la mañana, tu niño no para de llorar por lo que sea, tu marido exhausto ya no sabe qué hacer con él y te lo lanza cual pelota de rugby, y despues de otro rato llorando conmigo me suelta la frase.
¡¡pues dale pecho!! (luego me pidió perdón porque se pasó y ya os digo que me pidió perdón)

YO harta de llorar por mi sentimiento de culpabilidad por quitarle algo que le hace tan feliz, decido darle "su última teta", y a los 5 minutos duerme plácidamente, tranquilo y sonriendo...
¿Ante eso que haces?

Pues volver a llorar como una magdalena.

Durante el día vas viendo que ya no te va doliendo tanto y que él es tan feliz con el pecho que aqui me tenéis.
Sigo intentándolo.

Hoy he visto a la matrona que es un cielo y me ha ayudado un montón. El próximo miércoles la vuelvo a ver.
Eso sí me ha dejado claro que como no me vacíe bien el pecho afectado corro el riesgo de volver a recaer y que no es nada aconsejable y algo muy serio tener dos mastitis en el mismo pecho.
Por otro lado me ha dicho que es una pena porque el niño se coge muy bien al pecho. Que lleve lactancia mixta que es lo que quiero y antes de que las tomas se alargen eternamente, corte y le meta un biberón final.

Fue tomar la decisión contraria, la que me dictaba el corazón, y me sentí bien, relajada y feliz.

Yo no se de donde saco las fuerzas, la paciencia, la resistencia al dolor...realmente no lo se, pero algo en mi interior me decía que no lo hiciera, ante la evidencia de que mi hijo se calma feliz al pecho, que yo estoy recuperandome muy bien y que por supuesto no tiene nada que ver a como estaba yo el lunes pasado.
Seguiré intentandolo, ojalá que lo consiga, sino ya si que me tengo que plantear en serio dejarlo por mi salud, pero al menos mentalmente estoy relajada. No tengo esa angustia de "lo tengo que dejar", y sentir que quizá iba a ganar la guerra y por perder ésta batalla tiraría al traste todo mi sacrificio desde el minuto uno en el hospital con dolor, con los pezones malos, y despues de superar todo eso ahora iba a tirar la toalla y perder todo el trabajo.
Ojalá que las que me lean no se asusten con la lactancia materna, porque yo las que veo por ahí no veas como funcionan y no tienen tantos problemas...
Mi niño se parte de la risa, me habla, me hace gorgoritos, y te intenta ya comprometer para que le digas cositas... lo flipo... con un mes!!

8 comentarios:

Pilar dijo...

Cariño, es dificil, y nada de lo que podamos decirte de lejos y probalemente de cerca te sirva de muhco, salvo una cosa, escuchate a tí misma y recuerda una madre feliz será más fácil que tenga un bebé feliz.

YOLI dijo...

Todo lo que te está pasando es normal,los cambios de estado de ánimo,la sensiblería,nena, hemos tenido un bebé dentro nueve meses, lo hemos tenido que sacar y ya nos lo quedamos "pal"resto, eso te descoloca todito.Así, que despacio, si puedes con la lactancia mixta bien,si no, al biberón y un paso tras otro.No te agobies.Yo tuve que empezar a las dos semanas con la lactancia mixta porque no pillaba peso y a los dos meses directamente al biberón y tan feliz.Eso sí, echaba de menos ese momento porque era, en mi caso muy bonito y a mí no me hacía daño,pero cada cuerpo es distinto,no hay que sufrir con algo tan bonito cuando hay alternativas.bs

Tita dijo...

Es la libertad para elegir la que te da la tranquilidad, Esther. Tu cuerpo es tuyo, tu niño también, has de alimentarle...y jolín, ¡que no le vas a cambiar leche por agua!

Haz lo que tu veas, y a los demás se lo das vendido, sin opción.

Vaya un idiota el médico, ni que le hubieras preguntado su opinión...

Tita dijo...

Y muchos besos preciosa, haces lo que tú crees, y sólo eso ya es para sentirse feliz!!! ánimo!!

Y mira, a la que más y a la que menos, le ha costado lo de la teta, que para ser natural, joder lo que cuesta...solo que a algunas es superdoloroso como es tu caso. Yo con la nena lo pasé fatal. El primer día por insistir la tuve una hora chupándome el pezón como un chupete ¡vaya grietón de bienvenida!

Uma dijo...

pues animo! y lo mismo que te dije te digo ahora! es tu decisión y te digo lo que Pilar, si los papís son felices los bebés son felices!
Besos

florci dijo...

yo creo que eres una valiente, una luchadora que es fiel a su corazón, inténtalo hasta donde tu cuerpo te permita y ojalá que lo consigas tia, porque te lo mereces, te mando un besazo enorme, y que por favor, por favor no te salgan mas mastitis y que por fin dar el pecho no sea tan doloroso.

un abrazo!!!

Cruela dijo...

HAces bien en hacer lo que sientes porque es así como te sentirás más feliz y eso lo nota tu hijo... yo personalmente no tuve problemas pero la lactancia me parecía un coñazo tremendo, lo aguanté 4 meses y al final viendo que se quedaba con hambre y yo con sueño pues le enchufe un biberón (pensando en la lactancia mixta) pero se ve que a la niña le resultaba más fácil o sabroso o yo que sé y rechazó la teta de pleno... se me cortó la lecha rápidamente yo ambas tan felices... o sea que todo viene adecir que cada bebe, madre es un mundo y que el instito te guiará
Besos

May dijo...

Como vas?? Has conseguido hacerla mixta? Me he alegrado mucho de ver que tienes las cosas más claras, sabes las opciones que tienes y no estas tan sgobiada. Nena, tranqui, que lo estáis haciendo mu bien!!