miércoles, 16 de julio de 2014

Ser madre puede ser...

Ser madre puede ser que tu anillo de boda se haya perdido entre un pañal lleno de deposiciones recién horneadas...o bien en el cesto de la ropa dios sabe dónde...
Esto publicaba en mi facebok hace unas semanas, hoy el titular sería algo más largo...

Ser madre puede llegar a ser que una mancha en la pared conlleve una investigación ardua y detenida...

Ayer por la tarde llegue a casa con la compra del mercadona y el Padre y el hijo bañandose en nuestra piscina de casa...
- "Oye Esther, ¿que ha pasado esta mañana que en la pared de la escalera hay un manchurrón?
- Que? no se.. no ha pasado nada..
-¿No has matado ningún bicho contra la pared?
-.. No..
-Pues es que no se si es un bicho o que hay ahí... pero no lo he querido tocar hasta que te preguntase (claro.. porque eso de acercarse o darle con un palo es muy MUY MUY complicado y conlleva unas consecuencias irremediables..tocate los webs..)

Padre de la criatura le tiene bastante aprensión a los bichos y soy yo la "pueblerina" en plan Felix Rodriguez de la Fuente la que defiende a la tribu desde hormigas hasta perros, pasando por avispas, pájaros, bichos bolas,salamandras y lagartijas.
Así que desde abajo y con todo el foco de la luz del tragaluz de la escalera divisé aquel manchurrón... era con volumen.. algo marrón y como si se hubiera desecado en la pared.
Me acerqué y le dí con la escoba de lejos, nada... aquéllo no se movía...
Bueno pues me acerco más...el caso es que parece como un murciélago chiquitiiiiiin disecado en la pared. Como si se hubiera muerto y se hubiera momificado en la pared.
Pero no no...no hay ningún murciélago que se inmole contra una pared y se quede ahí aplastado si nadie lo ha aplastado.

Bueno pues vamos allá, qué coño será eso??, me acerco más aún y noto cierto aroma...
....aroma a deposiciones...

....más concretamente a las deposiciones que hace mi hijo de año y medio...

¡¡¡DIOS MÍOOOOOO!!!

-Padre de la criatura tengo una teoría.
-¿si cual?
- Esta mañana, como todos los días después de desayunar Alejandro realiza sus caquitas y yo le cambio el pañal pero me rebosó bajando las escaleras y me manchó  un dedo.. seguramente al bajar al niño en brazos y el pañal en una bajada de escalón salió disparado cierta cantidad de material  y se debió de pegar en la pared.
Ocho horas despues ese material se ha desecado con cierta gracia y arte al formar una mancha en forma de medio polilla, medio murciélago bebé...
Y si no es por mi, ahí seguía la caquita resecada. Que por cierto de material radioactivo, al retirarlo se ha caido parte de la pared...

Ser madre puede ser descubrir que no todo lo que parece un bicho... desafortunadamente no lo es...


3 comentarios:

Uma dijo...

me parto!!
que será el gen materno que me lo he olido! jejeje
Esperate a la operacion pañal...está se portó bien con lo gordo, la caca vamos, pero se de amigas que encuentran mierdas en los más reconditos rincones...sobre todo las de casas grandes!!!
Desde luego ser madre es un plus

Besazos

Tita dijo...

jajajajajajajajajajaja
Cosas que pasan!!!

Mi niña grande después de una siesta en la cuna, decidió abrirse el pañal y pintar las sábanas...y los barrotes. Llegué a tiempo, antes de pintarse la cara, o la pared puagggggggggggggggg

Sonia dijo...

¡¡¡Enhorabuena!!! Ahora a disfrutar del embarazo.Un besote